Una obra tan benéfica con la edificación de la Universidad Tecnológica de Lerdo, no se podría concebir ni entender sin el valioso y desinteresado apoyo de Don Carlos Herrera Araluce (q.e.p.d.) y de su familia, quienes donaron una superficie muy grande para la construcción de esta causa, brindándole a miles de estudiantes una oportunidad de mucha calidad académica, señaló el gobernador de Durango, José Aispuro Torres.

Durante la colocación de la primera piedra sobre la cual se construirá la obra de ampliación de esta institución educativa de gran calidad y prestigio, con un costo superior a los 35 millones de pesos, el mandatario duranguense dijo que gracias al apoyo pleno y decidido de la familia Herrera, con la donación desinteresada de una superficie superior a 20 hectáreas, donde se encuentra la primera etapa de la UTL y se construirá una segunda, es que puede platicarse esta historia de éxito.

La UTL tendrá su campus nuevo en este sector de Ciudad Lerdo, ubicado en la carretea de Ciudad Juárez, Durango, muy cerca de la ciudad y en un entorno agradable, porque así se deseaba por parte de la familia, para que los alumnos y maestros disfrutaran de un mejor clima natural.

En este mismo espacio la presidenta municipal de Gómez Palacio, Leticia Herrera Ale comentó que para la familia es muy satisfactorio poder colaborar con este tipo de causas que le trae a la comunidad, muchos beneficios y sobre todo oportunidades de desarrollo para sus habitantes.

“Tanto para la institución educativa como para la comunidad estudiantil, pero sobre todo para la sociedad, ésta es una historia de éxito en la que miles de alumnos podrán estudiar en los mejores espacios escolares, gracias a la suma de esfuerzos entre los gobiernos, la sociedad y los empresarios que se integraron en una sola dirección”, dijo.

Dejar respuesta