· A la baja, homicidio, secuestro y lesiones: Semáforo Delictivo

· Arranca el 2018 sin denuncias por secuestro

· Se fortalece el combate al narcomenudeo

El trabajo conjunto y las acciones encaminadas a garantizar la tranquilidad social continúan en Durango, como la campaña de desarme voluntario “Por un México en Paz” que permitió la destrucción de más de 2 mil armas en el campo militar 5 de Mayo, en ceremonia encabezada por el Gobernador del Estado, José Rosas Aispuro Torres; Gonzalo Gómez Flores, Secretario General del Gobierno de Sinaloa, y André Georges Foullon Van Lissum, Comandante de la Tercera Región militar.

En el marco de esta acción preventiva, el mandatario estatal comentó que la estrategia conjunta implementada en Durango para inhibir la incidencia delictiva, arrojó resultados positivos durante el primer mes de 2018, de acuerdo a los parámetros de la organización Semáforo Delictivo, que destacó una reducción en los casos de domicilio doloso y secuestro, entre otros.

Aispuro Torres refirió la primera medición mensual del organismo, que expone una baja del 20 por ciento en los homicidios dolosos al comparar los hechos del arranque de este 2018, con el mismo periodo de 2017. En ese rubro, además, Durango se encuentra 37 por debajo de la media nacional.

En el caso del narcomenudeo, reconocido por las propias autoridades estatales como uno de los problemas que más crecieron en la primera mitad de esta década, las autoridades locales elevaron de forma sustancial el combate a este problema.

Y es que tan solo durante enero, fueron detenidos 108 presuntos narcomenudistas, lo que representa un incremento del 116 por ciento respecto a las 50 detenciones logradas en el inicio del año pasado.

Además, la estrategia encabezada por la Fiscalía General del Estado (FGE) para inhibir el delito del secuestro, comienza arrojar los primeros resultados, lo que permitió no registrar un solo caso en el mes de enero de 2018, año en el que además suman media decena de secuestradores detenidos por plagios cometidos entre 2010 y 2016, circunstancia que también destaca el Semáforo Delictivo.

Aispuro Torres destacó otro rubro en el que la incidencia va a la baja y que es de especial interés para la actual administración: la violencia intrafamiliar, problema en el que empieza a frenarse el ascenso sostenido, al lograr en enero una disminución del cuatro por ciento en el total de denuncias interpuestas por los afectados.

En cuanto a la reducción en los casos de lesiones, expuso que en el inicio de 2018 disminuyeron 31 por ciento respecto a enero del 2017, lo que además permitió posicionarse 32 por ciento debajo de la media nacional.

Esta reducción, puntualizó el Gobernador, muestra una clara tendencia ascendente en materia de recomposición social, luego de haber alcanzado en años recientes cifras récord en este delito.

Dejar respuesta