En la entidad operan 463 tiendas comunitarias que suministran a poblaciones vulnerables, entre ellos: asentamientos guarijíos, mayos y yaquis

Con el objetivo de robustecer la seguridad alimentaria y nutricional de la población más necesitada de Sonora, Diconsa equipa y abastece 68 comedores comunitarios operados por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), donde cerca de 8 mil personas acuden diariamente por dos comidas, informó el gerente estatal, Carlos Millán Félix.

Durante la inauguración de dos comedores comunitarios en Bahía de Kino y Punta Chueca, el titular de la Sucursal Noroeste precisó que ambos establecimientos, que también fungen como puntos de reunión para la regeneración del tejido social, están ubicados en 20 municipios donde habitan familias en situación vulnerable.

“Para su puntual surtimiento, la paraestatal cuenta con un almacén central y 7 almacenes rurales localizados estratégicamente en zonas de difícil acceso, donde principalmente se asientan grupos indígenas como guarijíos, mayos, yaquis, pimas, seris, pápagos y cucapás”, expresó Carlos Millán, quien además destacó el apoyo de la distribuidora en favor de la población infantil.

Para abatir la desnutrición en los niños y mejorar sus indicadores de crecimiento, enfatizó el funcionario sonorense, la descentralizada suministra productos con alto valor nutricional a 8 albergues de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI).

Por otra parte, en Sonora operan actualmente 463 tiendas comunitarias, las cuales ofertan la canasta básica con un margen de ahorro superior al 20 por ciento. En sus tiendas comunitarias, los productos con mayor demanda son el aceite de soya y la harina de maíz.

Dejar respuesta