Tras recibir la constancia de registro como candidatos y dar inicio de manera formal al periodo de campaña, que de acuerdo con la convocatoria está previsto para este 26 de octubre, los cuatro candidatos a ocupar la Rectoría de la Universidad Juárez del Estado de Durango tuvieron un encuentro con el Dr. Edgar Alán Arroyo Cisneros, quien en su carácter de encargado del despacho de la Rectoría los exhortó a que como universitarios pongan el ejemplo realizando una campaña de altura, sin descalificaciones, poniendo siempre al frente el futuro de esta casa de estudios. Aseguró que no hay “dados cargados” ni preferencia por alguno de ellos, además se comprometió a ser imparcial y objetivo en su actuar, deseó que gane el mejor a través del convencimiento de la comunidad universitaria con sus propuestas.
En la Sala de Rectores del Edificio Central, donde fueron recibidos por el Dr. Arroyo, estuvieron los candidatos Rubén Solís Ríos, Jesús Soto Rivera, Jorge Cisneros Martínez y Manuel Murillo Ortiz; además los integrantes de la Comisión Electoral Universitaria, integrada por el presidente, Mario Tinoco Monreal; vicepresidente, Héctor Eulogio Sepúlveda Chapa; la secretaria, Eloísa Esquivel Rodríguez, así como los vocales José Antonio Pérez Saláis y Magdalena Sánchez Serna.
Considerando que el arranque de las campañas es un hecho histórico para la Universidad, reconoció el interés de los cuatro candidatos por asistir al llamado que les hizo y deseó que sea un proceso tranquilo en el que se le apueste a la propuesta, al diálogo con franqueza y a la confrontación de ideas, tomando como base el respeto.
Este proceso histórico en el que por primera vez se cuenta con un reglamento de elecciones y una Comisión Electoral Universitaria es extraordinario para la Universidad, porque permite tener un ejercicio democrático de altura, “… donde nosotros podemos y debemos ser modélicos para el resto de procesos electorales y creo que abonar a la democracia y a la construcción del espíritu universitario es algo de debe caracterizar a este período de campaña…”, reiteró Arroyo Cisneros.
Expresó que la comunidad universitaria, pero también la sociedad de Durango, tendrán los ojos puestos en el proceso de campaña y que el 23 de noviembre “… tendremos una fiesta democrática en donde se elegirá el proyecto más adecuado para los próximos seis años, y reconocerles el esfuerzo, cualquiera de los cuatro que sea el siguiente rector de la Universidad estoy seguro que pondrá todo de su parte para seguir haciendo una institución grande, que se caracterice por abonar a la vida pública de Durango, de México y del mundo”, les dijo.
A la Comisión Electoral Universitaria le reconoció el trabajo y esfuerzo que vienen realizando en este proceso, el primero en su tipo, con un reglamento y una comisión constituida que se ha erigido en el árbitro electoral. En ese sentido, el Rector dijo confiar plenamente en sus integrantes, ya que “… estoy seguro que desahogarán su trabajo en una forma extraordinaria al final de esta contienda electoral”.
A los candidatos les pidió que sigan trabajando con dicha Comisión, ya que por motivos de la normatividad interna hay la obligación de hacer por lo menos un debate, que será muy sano para contrastar las ideas de los cuatro que, sin duda, servirá para que la comunidad universitaria se decante por una u otra opción.
Para finalizar, Arroyo Cisneros reiteró su compromiso de absoluta imparcialidad y objetividad, una labor de equidad absoluta en la contienda, consciente de que es importante promover esa objetividad que es del todo necesaria en un proceso tan importante como el que inició este día, “… aquí hay piso parejo, los cuatro son extraordinarios elementos universitarios y yo, igual que mi equipo de trabajo, no tenemos preferencia por ninguno en este canal institucional y el día 14 de diciembre se le tomará protesta al ganador, con quien me sentaré para iniciar el proceso de transición…”, aseguró el encargado del despacho de la Rectoría.

Dejar respuesta