➢ Con suaves melodías que Dmitri Rainlly tocó para deleitar el oído de los amantes de la música
Nuevamente, como parte de la agenda cultural de la FENADU, el saxofonista Dmitri Rainlly deslumbró a los espectadores presentes en su demostración de jazz, exhibiendo su gran talento y dedicación a la música de éste mismo género por medio de improvisaciones de grandes obras.
Con melodías suaves al oído de todo aquel que lograba escuchar, el entusiasmo que este saxofonista ponía en cada canción fue suficiente para recibir aplausos calurosos por parte de la audiencia, evocando satisfacción en el público.
Siendo su última presentación en la feria, demostró que su trabajo con la música ha rendido frutos, ya que incluso tocó canciones famosas de la cultura popular, adaptándolas por supuesto al saxofón y dándoles un nuevo aire con el jazz como ayudante.

Dejar respuesta