Por Carla Barrientos

Posterior al incendio del mercado Gómez Palacio, de la ciudad de Durango. Se están tomando medidas preventivas para que lo ocurrido no suceda nuevamente, pues al menos 107 locales fueron afectados durante el siniestro.

“Se realizó una revisión donde junto con el cuerpo de bomberos estuvieron atentos en instalaciones de gas y de luz. Verificaremos cómo se realizará desde cero, que las acciones sean las más adecuadas y que estén reguladas por todas las medidas de seguridad. Se hará una instalación nueva, pues, aunque es muy cara es necesaria por seguridad y los inmuebles que ya existen, conforme al reglamento se supervisarán para que sean las adecuadas. Hablo de todos los mercados, hasta los pequeños, se hará lo propio, es decir no podemos a un inmueble que ya está decirle que tumbe todo y va de nuevo, pero si podemos buscar las medidas preventivas”, explicó el décimo regidor del municipio Saul Romero Mendoza.

Además, junto con Protección Civil tras el incendio, se platicó con los locatarios de forma rápida lo que había ocurrido y en qué condiciones se encontraban, por la parte de la denuncia se decidió investigar si existió una rápida respuesta del cuerpo de bomberos y efectivamente se dio una respuesta veloz, en menos de cuatro minutos ya estaban ahí. Se sacaron los tanques de gas, es decir la parte del protocolo y de las medidas preventivas para que no explotaran los cilindros.

Dejar respuesta