Más de 800 pacientes forman parte del padrón de personas atendidas por la dirección de Salud Pública Municipal en el tema de alimentación y Nutrición.

· García Villanueva: Gracias al trabajo de atención y seguimiento se han visto el aumento del 28.5 por ciento de recuperación nutricional de peso para la talla en población desnutrida.

La desnutrición es un problema que aqueja gravemente hoy en día a la sociedad, se estima que 178 millones de niños menores de cinco años en el mundo sufren de desnutrición crónica (baja talla para la edad), la cual es responsable del 35 por ciento de muertes en este rango de edad.

La salud de las familias duranguenses es prioridad para el actual Gobierno Ciudadano de puertas abiertas y rostro humano encabezado por el Edil capitalino, José Ramón Enríquez Herrera, ante ello, a través de la Dirección de Salud Pública Municipal se lleva a cabo el programa de Alimentación y Nutrición en Zonas de Atención Prioritarias enfocado a la desnutrición en niños, adultos mayores y mujeres embarazadas.

Y es que, estos tres sectores forman el grupo de las personas con mayor vulnerabilidad tanto en alimentación como en atención médica, pues representan los extremos de la vida.

En Durango, nueve de cada 100 niños y niñas menores de cinco años de edad presentan baja talla para la edad. Esta prevalencia es de gran trascendencia dados los efectos adversos de la desnutrición crónica en la morbilidad, mortalidad, en el desarrollo psicomotor del niño y en el desempeño intelectual y físico del escolar, el adolescente y el adulto, lo que se traduce en desventajas de por vida en el desarrollo de capacidades.

Ante ello, el equipo de expertos de Salud Pública Municipal nutriólogos y psicólogos acuden a las colonias más vulnerables en el municipio a fin de llevar un control en el peso y talla de los pacientes y de ésta manera realizar un diagnóstico certero del padecimiento y en qué etapa se desarrolla: leve, moderada o severa.

Alfonso García Villanueva, director de la mencionada dependencia, señaló que actualmente se cuenta con un padrón de 816 personas en activo, por lo que se tiene como objetivo igualar oportunidades nutricionales de la población ubicada en zonas vulnerables definidas en el programa Nacional de “Cruzada Nacional Contra el Hambre” ; a través de la entrega de suplemento alimenticio a base de amaranto y maíz (proporciona: proteínas, carbohidratos, vitaminas y minerales ) para el consumo de niños(as), mujeres embarazadas y en periodo de

lactancia, así como en personas de la tercera edad con desnutrición o en situación de abandono.

De igual forma, comentó que se promueve la integración de esfuerzos, recursos y competencias institucionales de los tres órdenes de gobierno y de la comunidad, para la atención y seguimiento de la población con desnutrición hasta su recuperación, pues es de suma importancia elevar la calidad de la alimentación familiar, mejorando los hábitos y practicas alimentarias a través de la orientación y formación comunitaria en esta materia.

“La intención es favorecer la disminución y muerte materna y la prevención de embarazos en adolescentes en el municipio de Durango, en zonas prioritarias donde gracias al trabajo de atención y seguimiento se han visto el aumento del 28.5 por ciento de recuperación nutricional de peso para la talla en población desnutrida”, concretó García Villanueva.

Son atendidos habitantes de las colonias Gobernadores, Ampliación PRI, Luz y Esperanza, Ejidal, Dolores del Rio, Constitución, Octavio Paz, Héctor Mayagoitia Domínguez, Luz del Carmen, La Ponderosa, Juan Francisco Salazar, Las Palmas y Fraccionamiento Ignacio Zaragoza, quienes se ven beneficiados con este programa, así como la atención y seguimiento puntual de las familias que habitan en el Parque Industrial Ladrillero.

Dejar respuesta